Ordenador para Adobe Premiere

tienda@mantis.es

Ordenador para Adobe Premiere

Adobe Premiere, una de las principales herramientas de edición de vídeo y montaje, destaca en sus últimas versiones, desde CS5, por el uso intensivo de las tarjetas gráficas (GPU) para procesar los renderizados, mediante el motor Adobe Mercury Playback Engine.

Este motor para renderizados tiene dos modos de funcionamiento:

• Mercury Playback Engine Software Only

• Mercury Playback Engine GPU Acceleration

El primero de ellos utiliza solamente el procesador del ordenador, y el segundo de ellos es el que utiliza la tarjeta gráfica para procesar el renderizado o la previsualización.

Este segundo motor utiliza CUDA u OpenCL (desde la versión CS6) para realizar determinados procesos en la tarjeta gráfica. CUDA es una tecnología de procesamiento propietaria en la tarjeta gráfica propietaria y exclusiva de NVIDIA por lo que solo, única y exclusivamente funciona con tarjetas gráficas de NVIDIA. Por el contrario, OpenCL es una estándar abierto, equivalente y desarrollado con el mismo propósito que CUDA, que funciona en todas las tarjetas gráficas.

CUDA, al llevar más tiempo en el mercado, está mucho más desarrollado y avanzado que OpenCL. OpenCL, que se está desarrollando muy rápido, está ya casi prácticamente a la altura, aunque Adobe al llevar también más tiempo soportando CUDA más que OpenCL, se podría decir que la aceleración por tarjeta gráfica funciona de momento mejor y más rápido con CUDA que mediante OpenCL, por lo que la recomendación sería en este caso utilizar tarjetas gráficas de NVIDIA.

El motor Mercury Playback Engine GPU Acceleration solo utiliza la tarjeta gráfica para la reproducción, procesar los efectos que admitan procesado por tarjeta gráfica (GPU), desentrelazado, modos de fusión (blending modes) y escalado y renderizado de la vista previa y la salida o resultado final (exportación).

Para esto es muy importante que todos los complementos y plug-ins que se adquieran para Adobe Premiere, sean capaces de soportar el renderizado por tarjeta gráfica o Mercury Playback Engine GPU Acceleration, porque si no, utilizará el procesador (CPU) para renderizar esa parte del vídeo que lleve los efectos o procesado de ese complemento o plug-in que no soporta la aceleración por tarjeta gráfica (GPU).

El motor Mercury Playback Engine GPU Acceleration nunca utiliza la tarjeta gráfica (GPU) para procesar la decodificación de vídeo, siempre utiliza el procesador del ordenador (CPU) para procesar esto.

Hay personas que aseguran que no notan diferencia, o que notan muy poca, entre la aceleración por tarjeta gráfica (GPU) que entre modo software por procesador (CPU). Esto se debe a que cuando el motor seleccionado es el Mercury Playback Engine Software Only, el modo de máxima calidad de procesamiento está apagado, mostrando las secuencias con menor calidad, lo cual hace que funcione más rápido. Cuando se está en modo GPU, con el motor Mercury Playback Engine GPU Acceleration, el modo de máxima calidad se activa automáticamente mostrando una mayor calidad. Para probar las diferencias de velocidad entre un motor y otro, hay que probar ambos con el modo de máxima calidad activado.

Decodificación

La decodificación de secuencias de vídeo siempre es procesada por la CPU y no por la GPU. Por lo que en caso en los que se esté utilizando vídeo altamente comprimido, como AVCHD o H.264, se necesitará además de un procesador potente y rápido, ya que la tarjeta de vídeo no va a ayudar con la decodificación del vídeo. Además, tenga en cuenta que si se utiliza el motor Mercury Playback Engine Software Only que funciona solo por CPU o tiene complementos o plug-ins que no soportan el renderizado por GPU, la tarjeta de vídeo no ayudará en nada.

Los diferentes tipos de secuencias, tales como DV, HDV, XDCAM, AVCHD, H.264, Secuencias DSLR, RED, etc. juegan un papel muy importante en el rendimiento general de la edición, ya que la CPU tiene que hacer la decodificación del formato de vídeo y, por ejemplo, el formato HDV es más fácil de descodificar que el formato AVCHD. De ahí que sea muy importante para el rendimiento general de Adobe Premiere saber con qué formato de vídeo trabajar, o bien trabajar con vídeos sin compresión.

Núcleos CUDA y memoria de vídeo.

Las tarjetas gráficas de NVIDIA vienen determinadas, en otros factores por el número de núcleos CUDA que poseen, que son las unidades de computación de las tarjetas gráficas de NVIDIA. Adobe Premiere necesita como mínimo una tarjeta gráfica con 384 núcleos CUDA para poder trabajar decentemente.

Adobe Premiere utilizará todos los núcleos CUDA que tenga la tarjeta gráfica. En principio, cuantos más núcleos CUDA, mejor, pero no siempre. Hay otros factores a tener en cuenta como la memoria RAM de vídeo y la velocidad y ancho de banda de la misma.

Está claro que a mayor número de núcleos CUDA, mayor interfaz de la memoria así como el mayor ancho de banda de la memoria, mayor rendimiento de la tarjeta gráfica vamos a obtener. Pero esto no significa que este mayor rendimiento le afecte al resto del equipo. En la mayoría de las ocasiones, los procesadores de la tarjeta gráfica (GPU) están esperando a que el resto del equipo le mande datos para procesar. Cuando la tarjeta gráfica obtiene estos datos, cuanto más potencia tenga la tarjeta gráfica, más rápido procesará estos datos, pero que después tiene que devolverle estos datos procesados al procesador del ordenador (CPU). A mayor interfaz de la memoria así como el mayor ancho de banda de la memoria de la tarjeta gráfica, más rápido moverá estos datos en el procesador y la tarjeta gráfica.

El motor Mercury Playback Engine GPU Acceleration requiere al menos de 896 MB. de memoria o más. Cualquier tarjeta gráfica con menos memoria RAM simplemente no funcionará con este motor.

Además, diferentes modelos de tarjetas vienen con diferentes tipos de memoria como DDR2, DDR3 y GDDR5. Una tarjeta gráfica con memoria DDR2 ralentizarán mucho el motor Mercury Playback Engine GPU Acceleration y llegando a causar problemas con Adobe Premiere. Sin embargo, una tarjeta con memoria DDR3, que actualmente sería de una tarjeta gráfica de gama baja, puede funcionar bien para trabajos muy sencillos o domésticos, en ningún caso trabajos avanzados o profesionales para los cuales haría falta una tarjeta gráfica con memoria GDDR5.

Otro punto a tener en cuenta es el ancho de banda de la memoria RAM. Por ejemplo, la tarjeta gráfica NVIDIA GTX 260 tiene 192 núcleos CUDA, memoria DDR3 y 448 bit de ancho de banda de memoria, frente a la NVIDIA GTX 450, modelo superior y más reciente, que tiene también 192 núcleos CUDA, memoria GDDR5 y 128 bit de ancho de banda de memoria. Pues la primera, con memoria DDR3, gana a la segunda en un 25% por el ancho de banda de la memoria. De ahí que es un punto muy importante a tener en cuenta.

Por último, Adobe Premiere nunca había soportado el uso de múltiples tarjetas gráficas hasta la versión CC, por lo que solo Adobe Premiere CC puede llegar utilizar todas las tarjetas gráficas instaladas para la exportación (pero no durante la reproducción o renderizado) y conseguir tiempos más rápidos de codificación.

La actualización de Adobe Media Encoder CC de Octubre de 2013 incluye además las siguientes novedades que afectan considerablemente al rendimiento en las exportaciones y codificación de vídeo:

• Habilitar renderizado por GPU :

El motor Adobe Mercury Playback Engine de Adobe Media Encoder CC está ahora habilitado para GPU. Esto permite acelerar tareas de conversión tales como la escala, conversiones de formato de píxel y desentrelazado de vídeo entre otros, serán ahora mucho más rápidos al procesarse por la tarjeta gráfica en vez de por el procesador del ordenador.

• Procesamiento de imágenes automatizado :

La adición de la aceleración por GPU, Adobe Media Encoder CC ayuda a crear una exportación o conversión personalizada de los medios, incluyendo marcas de agua y superposiciones de código de tiempo, así como el procesamiento de imágenes, tales como Lumetri Look o LUT. Se pueden escoger entre diferentes presets que se incluyen con Adobe Media Encoder o elegir entre los que haya creado uno mismo.

• Actualizaciones de Formatos :

Un gran número de formatos de importación y exportación vídeo se han reescrito para ofrecer una codificación mucho más rápida tanto en nuevos como en populares formatos como AVCI y XAVC.

• Importaciones nativas de Adobe Premiere CC :

Adobe Media Encoder permite ahora importar nativamente proyectos de Adobe Premiere CC para acelerar y renderizado y ofrecerle algunas opciones. Por ejemplo, puede elegir que se renderice toda una pila de secuencias de un proyecto de Adobe Premiere.

La conclusión final sería, en primer lugar, en buscar la tarjeta gráfica con más memoria y más rápida, pero después con el mayor número de núcleos CUDA posible como la NVIDIA GTX 1060 con 2 GB. como recomendación mínima.

Y como explicaremos más adelante, es más importante tener antes un procesador rápido y con más núcleos, y más memoria RAM, antes que una tarjeta gráfica más potente, ya que esta gráfica tan potente no sería aprovechada por un procesador lento o con poca memoria RAM. Se consigue mucho mayor rendimiento pasando de 2 a 4 núcleos, o de 4 a 6 núcleos que a una tarjeta gráfica potente, al igual que se consigue mayor rendimiento pasando de 8 a 16 GB. de memoria RAM, o de 16 a 32GB., o de 32 a 64 GB. que con una tarjeta gráfica potente.

NVIDIA Geforce o NVIDIA Quadro.

Como se puede observar en la tabla de arriba, la especificaciones de las tarjetas gráficas NVIDIA Quadro frente a sus equivalentes en NVIDIA Geforce tienen especificaciones más bajas a unos precios más de 5 veces superior. Si bien el controlador (driver) está más optimizado para estas aplicaciones y se puede ganar entre un 1% y un 3% de rendimiento, habrá que valorar si compensa esa brutal diferencia de precio por ese insignificante aumento de rendimiento.

La única característica que requeriría de una tarjeta NVIDIA Quadro sería la salida de 10 bits por color en el caso de tener un monitor también con esta característica y de necesitar realmente esta característica. NVIDIA Geforce soportaría sin problemas esta característica, el problema es que el controlador (driver) de NVIDIA Geforce no lo soporta con la intención de forzar a los clientes que necesiten esta característica a comprar una NVIDIA Quadro.

La clave para elegir un buen ordenador o estación de trabajo para edición de vídeo se basa en el equilibrio de todos sus componentes: procesador, memoria RAM, tarjeta gráfica y unidades de almacenamiento.

Procesador.

El motor Mercury Playback Engine GPU Acceleration, como bien indica su nombre, utiliza la tarjeta gráfica solo como apoyo para acelerar algunas funciones, no todas, pero donde realmente se está ejecutando y funcionando tanto este motor como toda la aplicación Adobe Premiere es en el procesador del ordenador (CPU), por lo que a mayor potencia de procesador en velocidad (GHz.) y en número de núcleos, mayor rendimiento y velocidad.

Incluso cualquier proceso que ejecute la tarjeta gráfica (GPU), acaba devolviendo los resultados al procesador (CPU), por lo que no sirve de nada tener una tarjeta gráfica muy potente y que procese muy rápido si luego el procesador es muy lento, lo cual haría un cuello de botella a todo el proceso ralentizándolo de tal manera que no aportaría nada esa tarjeta gráfica tan potente.

Además hay que recordar que toda la decodificación de vídeo es procesada por el procesador del ordenador (CPU). La decodificación de vídeo se apoya en el conjunto de instrucciones SSE4.1 del procesador que estos llevan incluidos desde el año 2007. En procesadores sin este conjunto de instrucciones la decodificación será más lenta.

Por lo que siempre hay que intentar conseguir el procesador más rápido y potente, con mayor número de núcleos, antes que la mejor y más potente tarjeta gráfica.

Memoria RAM.

Tanto la cantidad de memoria RAM, como la velocidad y la latencia de la misma, juegan un papel muy importante en Adobe Premiere. A mayor cantidad, velocidad y latencia, mayor será el rendimiento general de Adobe Premiere. Cuando se codifica vídeo, o incluso en otros procesos, se puede observar como es capaz de utilizar absolutamente toda la memoria RAM en un equipo con 32 GB.

Pasar de 32 a 64 GB. puede mejorar el rendimiento más de un 40% especialmente cuando se codifica vídeo tanto con compresión como sin compresión o se trabaja en alta definición y 4K.

Con los precios que actualmente tiene la memoria RAM lo recomendable serían entre 16 y 32 GB. de memoria RAM como mínimo.

Unidad de almacenamiento.

Otro de los puntos críticos que afectan al rendimiento de Adobe Premiere es la unidad de almacenamiento debido a que está constantemente guardando y leyendo información.

A parte de los archivos temporales que está constantemente leyendo y grabando, para la vista preliminar de un vídeo o un render, necesita primero poder leer los archivos de vídeo originales y luego crear pequeños archivos de vídeo renderizados para poder mostrarnos la vista previa.

De ahí que sean muy importantes las velocidades de lectura y escritura de la unidad de almacenamiento. Un disco duro normal de alta gama, a 7200 RPM, con conexión SATA3 a 6 Gbps. llega a alcanzar una velocidad de unos 140 MB/s. Sin embargo, una unidad de almacenamiento de estado sólido (SSD), también SATA3, llega a alcanzar los 550 MB/s. mientras que una unidad de estado sólido PCI Express puede llegar a alcanzar los 2.800 MB/s. Con lo que la diferencia es abismal.

Otro punto tan importante como la velocidad de lectura y escritura son los tiempos de acceso. Un disco duro normal tiene que buscar la información a lo largo del disco y se tiene que mover el cabezal a dicha posición para leer o guardar el archivo. Si además se están realizando diferentes operaciones de lectura o escritura el cabezal tiene que estar constantemente cambiando de posición para leer o guardar diferentes archivos ralentizando muchísimo todo el proceso de lectura y escritura y a su vez afectando al rendimiento general de Adobe Premiere. Las unidades de estado sólido (SSD) no tienen este problema puesto que no existen ni disco, ni cabezal, tan solo chips de memoria donde está almacenada la información, por lo que los tiempos de acceso y las velocidades son realmente increíbles y mejoran todo el rendimiento general de Adobe Premiere.

Todo el que trabaja con Adobe Premiere o incluso con la mayoría de aplicaciones, configuran el rendimiento de la aplicación para que la caché de disco o los archivos virtuales y/o temporales se almacenen en otra unidad de almacenamiento distinta a donde se encuentra la aplicación y el proyecto, para acelerar la lectura y escrituras en disco y que no ralenticen el proyecto si tuviera que leer y guardar archivos en la misma unidad. Lógicamente esto es válido y lo correcto para las unidades de disco normales, pero ya no es necesario para las unidades de almacenamiento de estado sólido (SSD). Se consiguen velocidades increíbles teniendo la aplicación, la caché, los archivos virtuales y/o temporales y el proyecto en la misma unidad de estado sólido.

Hay que tener en cuenta la fragmentación que ocurre en los discos duros normales y que no afecta a las unidades de estado sólido. Tener un proyecto en un disco duro normal muy fragmentado, puede duplicar el tiempo del renderizado o de la exportación en comparación con un disco totalmente desfragmentado. De ahí la importancia de tener un buen desfragmentador de disco instalado en nuestro sistema operativo. Hay algunos gratuitos muy buenos como el Auslogic Disk Defrag. En el caso de que solo se utilicen unidades de estado sólido, no es necesario el desfragmentador de disco, y en el caso de que se utilicen ambas, como ocurre en la mayoría de las ocasiones, habrá que tener el desfragmentador solamente activado en la unidad de disco normal, ya que si se activa en la unidad de estado sólido, podría reducir su ciclo de vida.

Elección de ordenador o estación de trabajo.

A la hora de elegir un ordenador para edición de vídeo con Adobe Premiere, hay que valorar el presupuesto que tenemos destinado para el equipo y a partir de ahí ir equilibrando los componentes por orden de importancia.

El elemento más importante siempre, es el procesador, y hay que procurar elegir el que tenga más núcleos si nos llega el presupuesto, el segundo elemento más importante es la memoria RAM, el tercer elemento sería la velocidad de la unidad de almacenamiento y por último la tarjeta gráfica. Hay que intentar buscar siempre el mejor equilibrio posible entre todos estos componentes. No sirve de nada tener el procesador más potente, con la tarjeta gráfica menos potente del mercado o con solo 8 GB. de memoria RAM o con una unidad de almacenamiento lenta; o la tarjeta gráfica más potente con un procesador lento y con pocos núcleos; o tener 64 GB. de memoria RAM con un procesador y gráficas poco potentes.

Partiendo del equipo más económico posible, con la intención de poder trabajar con fluidez con archivos pequeños y poco complejos, como por ejemplo vídeos publicitarios que apenas duran 20 segundos, edición de vídeos enfocados para la web como YouTube, Vimeo, etc. e incluso trabajar, aunque con menos fluidez, con archivos más grandes y complejos incluso en alta definición, recomendaríamos como mínimo un buen procesador de 4 núcleos, 16 GB. de memoria RAM, la unidad de estado sólido de 128 GB. y la tarjeta gráfica NVIDIA GTX 1060. Este sería nuestro modelo mini Pro 1060.

A partir de aquí, y si nuestro presupuesto nos alcanza para más, pero no tanto como para los modelos con procesador de 6 núcleos, hay que pensar en ampliar memoria y unidad de almacenamiento, mucho mejor para Adobe Premiere que ampliar la tarjeta gráfica, por lo que nos iríamos a nuestras gamas mini Max, neo Pro y neo Max.

Después ya pasaríamos a nuestros modelos con procesadores de 6 núcleos de nuestras gamas mega y meta, los cuales ya nos permiten trabajos muchos más serios, renderizados mucho más rápidos e incluso trabajar con soltura con 4K y multicámara. Incluso aquí si sería interesante el poder llegar al menos a la tarjeta gráfica NVIDIA GTX 1070 o NVIDIA GTX 1080.

Por último, la máxima potencia nos la darán nuestras gamas ultra y ultima con procesadores de 12 y 24 núcleos respectivamente, más enfocado sin tenemos problemas de tiempos en la exportaciones y conversiones de vídeos y para altas producciones de archivos muy grandes, complejos y de larga duración.

Si además complementamos nuestro trabajo con proyectos complejos de Adobe After Effects, estas dos últimas gamas aceleraran el trabajo y las previsualizaciones muy considerablemente.